Arriba en las estrellas

Tumbada mirando el cielo, la oscuridad infinita. No se ve ni una estrella.

Siento dolor en el corazón, cierro los ojos y una lágrima cae por mi mejilla. La cojo tímida y miro hacia arriba.

Un haz sube rápido y se detiene arriba en las estrellas. De repente nacen pequeñas luces de bienvenida pero solo una brilla más que ninguna, grande, hermosa.

Mi corazón palpita fuerte regando todo mi cuerpo de una nueva sensación que no sé reconocer.

Toco mi pecho y siento el calor que desprende mi corazón.

Suspiro y levanto la cabeza.

En ese momento, siento una mano en el hombro y un susurro en mi oído:

<< Todo irá bien>>

Me desinflo y mi corazón se llena de un amor, honesto y puro. Vuelvo a mirar al cielo y la estrella me hace un guiño.

Ahora sé que ya no sufres más, que ya descansas en paz y que, aunque no te pueda ver, siempre estarás arriba en las estrellas.

 

Imprimir

Artículo de yorokobu

Me ha parecido interesante este artículo “La vida sedentaria que nos va matando poco a poco” y lo he querido compartir más que nada tras el boom y los cambios alimenticios que ha generado el documental de Netflix “The games changers.”

No solo se trata de cambiar la alimentación sino de cambiar tu estilo de vida.

La vida sentada… que, poco a poco, nos mata

La vida sentada… que, poco a poco, nos mata